Donante Voluntario Permanente

Puedes ser Donante Voluntario Permanente

Para ello deberás donar sangre al Servicio Nacional de Sangre al menos cuatro veces en  dos años y debes continuar realizando una donación por un año para mantener la categoría de DVP. A partir de la cuarta donación serás considerado Donante Voluntario Permanente: por lo que tú y tus familiares directos -padres, cónyuge e hijos-  estarán protegidos ante la necesidad de sangre o hemocomponentes en cualquier Banco de Sangre del país.

En cada una de tus cuatro primeras donaciones se te entregará un crédito equivalente a una unidad de sangre para que presentes en cualquier banco en el que soliciten donantes. Estos créditos tienen una validez de un año y pueden ser destinados a cualquier persona -familiar, amigo, vecino, etc.-

Asimismo, luego de haber logrado la condición de Donante Voluntario Permanente, solo se te entregarán los créditos ante una necesidad tuya o de alguno de los beneficiarios documentados.

Facebook

YouTube